Los futuros programadores

La tecnología está presente en todos los ámbitos de la vida actual. Por tal motivo, cobran cada vez más importancia para las nuevas generaciones los conocimientos técnicos en esa área, que a futuro puede llegar a convertirse en su profesión. Con esta visión es que nace Jóvenes a Programar, proyecto de Plan Ceibal para capacitar a programar a personas de entre 17 y 26 años. Su directora, Carinna Bálsamo, explica cómo funciona y sus objetivos. 

¿Cómo nace Jóvenes a Programar? ¿En qué consiste?

Jóvenes a Programar (JAP) nace como una idea del presidente de Plan Ceibal, Miguel Brechner, y varios directores del sector de tecnología, quienes creen que todos deberían saber programar, pues la tecnología hoy atraviesa todos los sectores. En Uruguay y en el mundo se gradúan año a año pocos ingenieros y analistas programadores, y la demanda de recursos calificados que sepan programar resulta insatisfecha.

Jóvenes a Programar brinda entonces cursos de programación y testing a jóvenes de entre 17 y 26 años que cuenten con Ciclo Básico completo y hayan aprobado un test de ingreso propuesto por JAP.

¿Qué tipo de cursos brinda? ¿Cuál es el más demandado?

Jóvenes a Programar ofrece cursos de programación y testing básicos. En 2017, el proyecto brindó capacitación en seis tecnologías: Genexus, .NET, Desarrollo Web, Python, TOTVS y Testing. En 2018 se le sumaron Business Intelligence, SAP, Java y Javascript orientado a la plataforma Salesforce.

A la hora de inscribirse, los estudiantes deben seleccionar una de estas tecnologías. No hay una que sea notoriamente más demandada que otras, sí vemos que algunos jóvenes tienen una opinión formada sobre las tecnologías y quieren elegirla. A veces eligen Desarrollo Web, porque los trae al mundo de Internet, que es su mundo; otras veces eligen Genexus porque les permite desarrollar rápido; y hay quienes eligen Testing porque no están del todo convencidos de que quieren programar y quieren ir probando.

¿A qué perfil se enfocan? ¿Cómo incentivar a que más mujeres se sumen a la programación?

El perfil que buscamos es muy amplio, pues convocamos a jóvenes de entre 17 y 26 años de todo el país, de todos los niveles socioeconómicos. Solo se les pide que tengan Ciclo Básico completo. En el caso de Jóvenes a Programar, muchas mujeres se suman en la etapa de inscripción, tanto así que igualan en número a los varones en ese momento. Pero perdemos a muchas al momento de realizar el test de ingreso o a la hora de cursar. Para motivarlas, tenemos que mostrarles que ya son muchas las que han egresado de estos cursos de forma exitosa y que éstos son accesibles para todos por igual.

¿Cuántos jóvenes ya han participado?

En 2017 participaron más de 1.000 jóvenes de todo el país. En estos meses de 2018 hemos tenido  alrededor de 1.500 alumnos y queremos alcanzar los 2.000 para fin de año.

Son varias las instituciones que apoyan este programa. ¿Cuál es su fin?

Sí, son más de 20 empresas e instituciones que apoyan el programa y el objetivo es que las empresas del sector de tecnologías de la información y comunicación cofinancien este proyecto aportando capacitadores técnicos para dar los cursos y padrinos/madrinas para que den a los jóvenes la perspectiva del sector. La idea es generar recursos calificados para el sector, por eso su interés e inversión en el proyecto.

Las empresas pueden contactar al servicio de intermediación a través del correo [email protected]. Los jóvenes interesados en el proyecto pueden hacerlo a [email protected].

Comentarios

Los futuros programadores

La tecnología está presente en todos los ámbitos de la vida actual. Por tal motivo, cobran cada vez más importancia para las nuevas generaciones los conocimientos técnicos en esa área, que a futuro puede llegar a convertirse en su profesión. Con esta visión es que nace Jóvenes a Programar, proyecto de Plan Ceibal para capacitar a programar a personas de entre 17 y 26 años. Su directora, Carinna Bálsamo, explica cómo funciona y sus objetivos. 

¿Cómo nace Jóvenes a Programar? ¿En qué consiste?

Jóvenes a Programar (JAP) nace como una idea del presidente de Plan Ceibal, Miguel Brechner, y varios directores del sector de tecnología, quienes creen que todos deberían saber programar, pues la tecnología hoy atraviesa todos los sectores. En Uruguay y en el mundo se gradúan año a año pocos ingenieros y analistas programadores, y la demanda de recursos calificados que sepan programar resulta insatisfecha.

Jóvenes a Programar brinda entonces cursos de programación y testing a jóvenes de entre 17 y 26 años que cuenten con Ciclo Básico completo y hayan aprobado un test de ingreso propuesto por JAP.

¿Qué tipo de cursos brinda? ¿Cuál es el más demandado?

Jóvenes a Programar ofrece cursos de programación y testing básicos. En 2017, el proyecto brindó capacitación en seis tecnologías: Genexus, .NET, Desarrollo Web, Python, TOTVS y Testing. En 2018 se le sumaron Business Intelligence, SAP, Java y Javascript orientado a la plataforma Salesforce.

A la hora de inscribirse, los estudiantes deben seleccionar una de estas tecnologías. No hay una que sea notoriamente más demandada que otras, sí vemos que algunos jóvenes tienen una opinión formada sobre las tecnologías y quieren elegirla. A veces eligen Desarrollo Web, porque los trae al mundo de Internet, que es su mundo; otras veces eligen Genexus porque les permite desarrollar rápido; y hay quienes eligen Testing porque no están del todo convencidos de que quieren programar y quieren ir probando.

¿A qué perfil se enfocan? ¿Cómo incentivar a que más mujeres se sumen a la programación?

El perfil que buscamos es muy amplio, pues convocamos a jóvenes de entre 17 y 26 años de todo el país, de todos los niveles socioeconómicos. Solo se les pide que tengan Ciclo Básico completo. En el caso de Jóvenes a Programar, muchas mujeres se suman en la etapa de inscripción, tanto así que igualan en número a los varones en ese momento. Pero perdemos a muchas al momento de realizar el test de ingreso o a la hora de cursar. Para motivarlas, tenemos que mostrarles que ya son muchas las que han egresado de estos cursos de forma exitosa y que éstos son accesibles para todos por igual.

¿Cuántos jóvenes ya han participado?

En 2017 participaron más de 1.000 jóvenes de todo el país. En estos meses de 2018 hemos tenido  alrededor de 1.500 alumnos y queremos alcanzar los 2.000 para fin de año.

Son varias las instituciones que apoyan este programa. ¿Cuál es su fin?

Sí, son más de 20 empresas e instituciones que apoyan el programa y el objetivo es que las empresas del sector de tecnologías de la información y comunicación cofinancien este proyecto aportando capacitadores técnicos para dar los cursos y padrinos/madrinas para que den a los jóvenes la perspectiva del sector. La idea es generar recursos calificados para el sector, por eso su interés e inversión en el proyecto.

Las empresas pueden contactar al servicio de intermediación a través del correo japsi[email protected]. Los jóvenes interesados en el proyecto pueden hacerlo a [email protected].

Comentarios
Scroll to top